lunes, 13 de mayo de 2013

Un sueño que cumple 100 años

Se cumple un siglo de que el sueño de una chica de familia humilde se hiciera realidad con la apertura de su primera tienda en París. Hablo de Gabrielle Chanel. Ella tuvo el valor de romper con la estética de la Belle Époque e inauguró la era de la ropa cómoda e informal. 
Comenzó a usar materiales más baratos aligerando las prendas y eliminando corsés y forros. Supo adaptarse a la difícil situación de esos años de guerra, y visto lo visto, triunfó. 


La elegancia de sus diseños es inigualable. Delgada, con poco pecho y el pelo corto, ropa ancha y cómoda. Chanel se convirtió en el prototipo de garçonne, símbolo de la mujer moderna, activa y liberada. 
Por cantar para oficiales del ejercito Qui qu'a vu Coco?, una tonadilla popular que narraba la historia de una muchacha que había perdido a su perrito Coco comenzaron a llamarla la petite Coco, el nombre con el que luego le hizo conocida y la convirtió en leyenda.

Francia inventó el glamour, pero la sofisticación fue obra de Coco Chanel; la mítica firma cumple 100 años sin padecer los síntomas del paso del tiempo y un centenar de tiendas de la marca se diseminan por el mundo, convertidas en meca de la sofisticación y en satélites de sus míticos desfiles.
Por motivo de este aniversario, los herederos del legado han elaborado para la creadora un corto para homenajear a esta mujer que tuvo la suficiente personalidad como para luchar contra los ideales creados en la mujer del siglo XX. Keira Knightley es la protagonista de este mini film que ha viajado en el tiempo para recordar ese magnífico momento.

Ahora Karl toma las riendas de esta casa reinventando una y otra vez, el tweed, las perlas, el blanco y negro sin repetirse. Pero nadie será como ella. Reina de la sofisticación y el buen gusto. Simplemente Chanel. Coco Chanel.


Y a vosotr@s ¿qué os parece Coco Chanel? ¿y la maison en si?

J.L

1 comentario:

  1. Un mito en el mundo de la moda. Karl plasma en Chanel en estilo un pelín extravagante frente a la sotisticación que tenía Coco... pero genial al fin y al cabo.

    ResponderEliminar