domingo, 19 de mayo de 2013

Cannes continúa

Continuamos con una segunda entrada destinada a Cannes. El Festival de este año ha recibido a rostros que deben ir, por sus películas y tal, y otros que solo van de party en party (como Paz Vega). Modelitos y modelitos. Algunos (pocos) para copiar (pedir prestados más bien) y otros para quemar. Sí, hay algunos que habría que meterlos en la chimenea directamente. ¿Cómo narices os habéis colocado eso? Es que ya me hacen hablar mal. ¿Y vosotras presumís de tener estilista? Yo ya alucino. 


Jane Fonda de Versace. Parece una cantante de casino estadounidense propio de pueblo fantasma. Fatal. Con el tipazo que tienes y te pones ese esperpento de vestido.
Berenice Bejo de Giambattista Valli. Esa chaqueta no es bien. Si tienes frío hay que aguantarse, que para lucir hay que sufrir. Lo peor no es la blazer sino el tejido de rejilla del vestido. Un conjunto de malas elecciones.

Doutzen Kroes de Versace. ¿Es acero? ¿estaño? ¿cobre? ¿Qué metal te has colocado en el pecho a modo de gomas elásticas?. Duda existencial. La top ha suspendido.

Eva Longoria de Zuhair Murad  Ese tejido no es bien. Demasiado brilli brilli.
Eva Longoria de Versace. Y de repente, Evita se autoembaraza. ¿A que parece que está de 3 meses? o se ha zampado todo el buffet del hotel. El caso es que el vestido a lo sirenita (motivos marinos) no es nada bonito. Se parece a Kim Kardashian.

Sara Forestier de Giambattista Valli. "Hola, me ha pasado un coche por encima del vestido, lo siento pero no había lavandería en el hotel". Ese estampado a lo print animal o asfalto de carretera es pecado.

Jennifer Lawrence de Dior. Entramos en las que no van ni bien ni mal.  Están a medias, no consiguen sacar notable alto ni matrícula pero por lo menos aprueban. Jenni, el vestido bicolor de la casa francesa es demasiado sencillo. Tendrías que haber arriesgado más, pero aun así vas muy mona.
Doutzen Kroes de Calvin Klein. Esta vez vas un pelín sosa, pero por lo menos no has salido de la fábrica de metales y aceros. El blanco favorece el tipazo que tienes. 

 Lea Seydoux de Louis Vuitton. El vestido tiene un nosequé que noseyo pero es diferente, me gusta (no me vuelve loco pero, me gusta) 

Ahora vienen las que sí han estado a la altura del Festival. Estos vestidos sí que son de alfombra roja.
Fan Bingbing de Elie Saab. La asiática sabe cómo acudir a cada acto. A dar ejemplo.

 Inés de la Fressange de Elie Saab. El vestido es increíble, combinado como no, con su cartera de mano de Roger Vivier. Veis como siempre va plana y con accesorios de la marca francesa.

Paz Vega de Stéphane Rolland. Casi siempre apuesta por esta firma como en los Oscars. El vestido dividido en dos partes y la cola con plumas lo hacen perfectamente perfecto.

Nieves Álvarez de Ralph y Russo. Un vestido bastante original con cola lateral que hace que Nieves vaya radiante. Asesorada por Victor Blanco.


Blanca Suárez o cómo ir la mejor vestida sin ser de Italia. Le hacemos la ola con este vestido negro de Givenchy. Impresionante.


Añadimos la foto que se ha colado por todo el ciberespacio. Si no os acordáis del estilismo de Julianne Moore del anterior post os mostramos de nuevo la foto. Fijaos bien. ¿Encontráis algo raro? 
Vale, ya os habréis dado cuenta. Mirad y alucinad.

Sí, se le salen los dedos. Pero no uno, ni dos, sino los 10! ¿Qué número te han colocado hija de mi vida? 

Y a vosotros, ¿qué os parece?

J.L
<3

1 comentario:

  1. casi siempre coincido con los comentarios de los vestidos pero en este discrepo de lo que opinas sobre Paz Vega, no me gusta nada el vestido de Paz Vega pero nada de nada por lo demas si estoy de acuerdo contigo.....

    ResponderEliminar